Pequeñas y medianas empresas (PyMEs) de la República Dominicana.

El primer buscador de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) de la República Dominicana. www.minegociodr.com

Mi NegocioDR

 
Web Mi NegocioDR

8.6.06

Importancia estratégica de las PYMEs

En nuestro país y en muchos otros existe un consenso casi absoluto en reconocer la importancia de la pequeña y mediana empresa (PYME) en el desarrollo de las naciones, debido esencialmente a su aporte al PIB y a su capacidad y contribución en la generación de empleos. Incluso en el caso de países considerados desarrollados, se mantienen estos altos niveles de contribución, justificando la existencia de políticas e instrumentos de fomento para las PYMEs.

Pero ¿a qué llamamos PYME? En la República Dominicana todavía no se tiene una definición o criterio oficial y generalizado sobre lo que es una micro, pequeña o mediana empresa, a pesar de que algunas entidades dentro de su accionar han realizados ciertas definiciones. A pesar de ello el sentir cuando se menciona la “PYME” o la “MIPYME” , como también se ha generalizado en los últimos años, debe entenderse como los negocios de menor dimensión, que por sus características e importancia social y económica, requieren de atención y fomento.

Según estudios aportados por Fondomicro, para el caso de las micro y pequeñas empresas, y de manera específica las consideradas como unidades de negocios no agrícolas y con menos de 50 empleados, generaban 1,080,810 empleos en el año 2000, lo cual representa cerca del 29% de la población económicamente activa (PEA). Ese grupo especial del tejido empresarial dominicano contaba en ese momento con 359,304 unidades de negocios, manteniendo un incremento sostenible, aunque ligero, en los últimos años. Estos datos respaldan la afirmación de que las empresas de menor dimensión es el grupo o sector que mayor empleo genera en el país.

Otras estimaciones realizadas a partir de los referidos estudios permiten establecer que existen aproximadamente 25 mil pequeñas empresas, de las cuales alrededor del 60% corresponden a unidades de 6 a 10 trabajadores y el 40% a negocios que tienen de 11 a 50 trabajadores. En estas empresas trabajan más de 300 mil hombres y mujeres, y, según los últimos datos disponibles, 4 de cada 10 incorporaron nuevos trabajadores en el período 1999-2000.

No obstante que estos datos respaldan la importancia de las PYMEs, es necesario resaltar la vulnerabilidad de estas, dado el alto nivel de cierres y aperturas de dichos negocios. Las PYMEs con frecuencia confrontan mayores problemas que las empresas grandes en cuanto al acceso a mercados, financiamiento y tecnología. A pesar de ello, se reconoce que la flexibilidad o adaptabilidad de las mismas representan una ventaja competitiva, ya que pueden más fácilmente identificar y apropiarse de nichos de mercados.

Dentro de la estructura que permite operativizar el Plan Nacional de Competitividad se han identificados y priorizados varios sectores. El hecho de que uno de ellos sea identificado como el “sector PYME”, facilitará la interacción y representatividad dentro de los demás sectores, con las empresas o grupos de menor dimensión, potencializando así los resultados de las diferentes acciones y políticas. Por otro lado, la conformación de un equipo técnico de trabajo, con su respectivo Gerente de Proyectos PYME, ayudará a minimizar una de las mayores debilidades del sector, en cuanto a su baja capacidad de articular propuestas viables y concretas basadas en estudios y análisis técnicos de alto nivel profesional.

En los últimos años los actores principales vinculados con el sector PYME han venido trabajando y aunando esfuerzos, especialmente a través de la Red Interinstitucional de Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (REDIMYPE)[1], para canalizar propuestas de acciones. La presencia de la PYME como un sector, con su Comité de Acción Sectorial y su equipo técnico de proyectos, definitivamente representa una excelente oportunidad de corto y mediano plazo para canalizar y coordinar acciones que faciliten mejorar la competitividad de las empresas dominicanas de menor dimensión.
[1] REDIMYPE: Foro de comunicación y espacio de diálogo y colaboración, creado en 1997. Actualmente integrada por más de 30 organizaciones empresariales y entidades de apoyo al sector, privadas y públicas. Tiene como objetivo fundamental la coordinación de esfuerzos encaminados a concertar criterios, políticas y acciones comunes entre sus miembros para apoyar el desarrollo de la MIPYME dominicana.

1 Comments:

  • At 11:24 p. m., Anonymous Anónimo said…

    EL PROBLEMA PRINCIPAL DE LAS PYMES, ES SU VULNERABILIDAD.qUE HACER PARA QUE PERMANEZCAN SOSTENIBLEMENTE¡

     

Publicar un comentario

<< Home